jueves, 17 de noviembre de 2011

¡¡¡¡¡Bares, qué lugares!!!!!

La apertura del nuevo bar ubicado en el antiguo restaurante Aísa, todavía sin licencia y con numerosas quejas de los vecinos de ese inmueble, es otro de los datos que evidencia el desgobierno existente en el Ayuntamiento de Zuera y lo absurdo de la coalición PP-Par en este municipio.

Se dan en este caso algunas de las características de las organizaciones sin rumbo, la falta de diligencia y autoridad.

Primero fueron los retrasos en la tramitación del expediente en el área de urbanismo, de la que es responsable el concejal Nasarre, que han permitido que el propietario del local realizara los trabajos sin las preceptivas licencias de obras y de actividad del proyecto, dejando al promotor del negocio avanzar con autorizaciones de obras menores que servían exclusivamente para derribo o adecentamiento interior.

Y ha habido, en segundo lugar, una absoluta falta  de autoridad: del concejal Nasarre, del arquitecto responsable del área y del Alcalde de Zuera que no se atrevieron a paralizarlas de inmediato, dado que se realizaban de forma completamente irregular, infringiendo la ley y las indicaciones del Plan General de Ordenación Urbana.

Una autentica barbaridad. ¿Qué pasará si al final el negocio Bar - Restaurante no puede ubicarse en ese local ni en esa zona del casco urbano? ¿quién resarcirá al promotor del negocio al que desde el área de urbanismo no se informó de forma rápida sobre el tipo de negocio podía desarrollar en esa zona y al que, una vez iniciada la obra,  no se le paralizó de forma inmediata? ¿y a los vecinos del inmueble que han denunciado su posible ilegalidad?

A todo lo anterior hay que añadir las riñas del Par y PP de Zuera, de Nasarre y Larque, en su tramo final, una vez abierto el local, que han tenido como colofón el intento del concejal de urbanismo de cerrar el negocio hasta que no dispusiera de todas las autorizaciones, haciendo intervenir a la Policía Local, y la negativa del PP para que que estos funcionarios realizaran ese servicio.

Esto es para llorar amigos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

La conjura de los necios


Hay CUESTIONES LOCALES, en mi opinión, QUE también DEBERÍAN INFLUIR EN EL VOTO de los ciudadanos el 20N.
Por ejemplo: ¿es de recibo que el concejal del Par, Nasarre Sus, vote en contra de su socio del PP, Larqué Gregorio, los presupuestos de 2011? ¿tiene alguna lógica que Nasarre Sus, el Par, se ausente del Pleno que votó las ordenanzas fiscales para 2012 y Larqué Gregorio, el PP, no diga esta boca es mía?. Y más, ¿pueden unos grupos políticos, el Par y el PP, colocar en esa situación de interinidad al Ayuntamiento de Zuera? ¿no es acaso dilapidar el erario público que los concejales, del PP y del Par, se dediquen de forma profesional o casi profesional a la política?. ¿Podemos permitir que nuestro voto avale tanta ineptitud y caradura?

Desde luego con el mío no.