martes, 6 de marzo de 2012

Ruiz Gallardón felicitará a Bolea Gabaldón


Ruiz Gallardón felicitará a Bolea Gabaldón. La coincidencia de discursos de toma de posesión a las alcaldías de Madrid, en junio de 2007, y de Zuera, en febrero de 2012, se debe, habría dicho Gallardón, “a nuestro mutuo interés por el filósofo Ralf Dahrendorf”; nos consta, según manifestaron portavoces del ex alcalde de Madrid, que para D. Antonio Bolea la relación intelectual con el  germano-británico es pasión.

Así, la pretendida copia del discurso de Gallardón por Bolea, que algunos malintencionados han comenzado a difundir, se quedaría en mera “intertextualidad”, amplia si se quiere, concepto teorizado por Batjín hace ya más de 80 años que pone en relación los textos de una misma cultura, y que deberían conocer, tentándose al tiempo la mano escribidora, todos  aquellos que critican a nuestro primer edil.

Coincidió pués, que no copió, nuestro querido Alcalde con el actual Ministro de Justicia en lo sustancial de algunas frases –en rojo aquí- que bien contextualizadas constituyen en realidad su aportación al discurso del Partido Popular en Zuera y en España entera.

Extractos del discurso de Gallardón y coincidencias con el de Bolea  (en rojo)

Del éxito en lo primero, no tengo dudas, pues conozco a las personas designadas por los tres grupos para defender sus argumentos, y sé de su integridad y lealtad. De lo segundo, diré que comprometo ejercer la Alcaldía de Madrid (léase aquí Zuera) con tres valores: dedicación, ambición en los objetivos, y amor a la innovación y la modernidad. En consecuencia, tengo muy presente el viejo dicho castellano, reformulado por Cervantes, según el cual “no es un hombre más que otro si no hace más que otro”.
.....................

Se trata de crecer hacia dentro, mejorando la propia contextura social que da forma y vida a la ciudad. Queremos que el nuevo Madrid que estamos impulsando sirva para afrontar las peculiaridades y desafíos específicos de nuestro tiempo, generando capital social y avanzando en una calidad de vida a la altura del bienestar económico alcanzado. ¿Qué desafíos son esos? La conciliación de la vida familiar y laboral, la plena integración de la población inmigrante, la realización personal mediante la actividad deportiva, social o cultural, la lucha contra nuevas formas de desequilibrio, el interés por la sostenibilidad y el futuro ambiental, la recuperación del espacio público como ámbito de calidad que cobra valor y presencia en lugar de perderlos en la llamada sociedad hipertexto o de las telecomunicaciones.
........................

De ahí la llamativa insistencia de las 763 medidas de lo que ya es nuestro programa de gobierno en las políticas de proximidad, que aspiran a que cada madrileño sienta la cercanía de su Ayuntamiento desde que pone el pie en la calle por la mañana hasta que regresa a casa después de una larga jornada de trabajo
.................................
Concebimos Madrid como una comunidad de valores de tolerancia, solidaridad y esfuerzo, y es con esa materia prima con la que vamos a construir nuestro proyecto, no desde un intervencionismo paternalista, sino desde el liberalismo maduro que confía en los ciudadanos y les apoya, persiguiendo esa utopía posible que Ralf Dahrendorf (qué grande es Dahrendorf)  ha llamado la cuadratura del círculo, consistente en armonizar bienestar económico, cohesión social y libertad política.
Pero sin el concurso, vocación y trabajo de los servidores públicos cualquier proyecto estaría condenado al fracaso. Pido ayuda a los medios de comunicación, que son el camino bidireccional de diálogo entre los ciudadanos y sus instituciones. Me comprometo a facilitar su insustituible labor en una democracia avanzada con la máxima transparencia e información de todos los asuntos públicos.
.........................................
Y pido, al fin, ayuda a todos los ciudadanos de Madrid al margen de cuál haya sido su decisión en las urnas el pasado 27 de mayo. Ser Alcalde de nuestra ciudad, de la ciudad de nuestros padres y sobre todo de la ciudad que viven y vivirán la generación de nuestros hijos es el mayor honor que puede alcanzar una persona con vocación de servicio público
...........................................

Bienvenida sea la felicitación de Ruiz Galladón. Zuera se la merece.

Serafín
Corresponsal

3 comentarios:

  1. Coincido plenamente con usted Gimenels en que no se trata de plagio sino de pura sintonía política y embeleso intelectual. Orgullosos deberían estar ustedes de ser objeto de atención y preocupación de mente tan preclara y corazón tan solícito.
    Juan M. Tejero

    ResponderEliminar
  2. Que cosa más desastrosa. Que chapuza. No se podría hablar con Luisa Fernanda o con Luismi o con quien sea y que traigan un oriundo de apoyo. Podría venir, es un ejemplo eh, el ex concejal Diestre -el de Ontinar- de asesor del alcalde. Si Larqué lo nombró representante de Zuera en la Asamblea de la CAI sera por algo, ¿no?.
    Gente así necesita Bolea para que le ayude.

    ResponderEliminar

Opinando que es gerundio