jueves, 10 de mayo de 2012

Los Pactos PP-Par en Zuera II. 2007- 2011: Aquellos maravillosos años.

(Tesis:  tontosgolfo)




LAUDES

Invitatorio. A veces (demasiadas) los objetivos de un Gobierno no se corresponden necesariamente con los intereses de los ciudadanos y con los del territorio sobre los que ejercen su administración. Este axioma político se hizo lamentablemente evidente en Zuera desde el inicio, en mayo de 2007, del mandato municipal de la coalición PP-Par,  perfeccionándose al límite con el gobierno en minoría del PP que ahora padecemos.

Salmodia. Si han seguido de vez en cuando nuestro blog, que, por cierto, cumple tres años de vida a mediados de mayo, nunca tuvimos dudas de la incompetencia política del PP en lo que se refiere a la gestión ordinaria y extraordinaria de los asuntos municipales.  A Larqué y a Nasarre les ha pasado con el Ayuntamiento de Zuera lo que al marido de la canción de Javier Krahe: “mi esposa padece furor uterino, no damos abasto ni yo ni el vecino”.  Demasiada institución, que venía de ocho años de actividad frenética, para tan poco y tan vacilante seso.


Por supuesto, el objetivo principal, legítimo pero insuficiente, del cabeza de lista del PP señor Larqué, era auparse a la alcaldía del municipio, siendo el resto de las cuestiones que giran alrededor de la formación de un gobierno de coalición –forma del pacto, programa gobierno, inversiones, etc- instrumentales para el fin fundamental: ser Alcalde.

Responso breve. Esa laxitud en los límites, y las limitaciones, aportados por el PP a la negociación de una nueva mayoría con el Par y sustituir o, como le gustaría a D. José Manuel, expulsar al PSOE a la oposición, fueron los mimbres con los que se construyó el cesto. La aportación del señor Nasarre, que muy pronto demostraría tanta negligencia como habilidades ocultas, fue en aquellos primeros momentos marginal, encontrándose en 2007 a unos “pipiolos” dispuestos a renunciar a las principales áreas de gestión y gasto con tal de colocarse la banda. Parece que lo veo, envidando a la grande y a la chica, a pares y a juego. Y..... ¡órdago!.

Cántico. La magnitud de aquella bajada de pantalones del PP de Larqué, que les dejó rehenes del Par, no se hizo explícito en un documento, oficialmente –¡qué jeta!- no había pacto, haciéndose visible poco a poco el poder de Nasarre (primer teniente de alcalde, miembro de la Junta de Gobierno,  área urbanismo, Zuera de Gestión urbanística, área social, 3000 euros al mes, una funcionaria eventual que cobraba 2000 euros y otras gavelas). En fin, mando en plaza con un solo concejal.

Preces. Así pues, el resultado de las cesiones del PP configuraron una teórica mayoría municipal pero, a la vez y de forma buscada, dos gobiernos paralelos de hecho: el de Larqué y el de Nasarre.  Increíble. Sí, es difícil creer si no es por las causas que se aportan en la primera entrada sobre los pactos (pulse aquí) y complementan lo dicho hasta ahora: una desastrosa incompetencia y la necesidad imperiosa de vivir de la política.

Conclusión.  Gracias concedidas. Y... tres cosas hay en la vida salud, dinero y amor.

2 comentarios:

  1. Me gustaría dedicar este comentario al cumpleaños de este genial blog:
    Lo primero: ENHORABUENA por estos tres años de vida de este blog. En septiembre empezará la "educación infantil" no?, qué mayor!
    Lo segundo: gracias por contarnos la verdadera historia de nuestro municipio. La historia que nos han intentado ocultar bajo la apariencia de una cara amable o de un saludo complaciente.
    Lo tercero: GRACIAS (con mayúsculas) por la risa, por la ironía (ligada siempre a la inteligencia), por los cortometrajes, la música, los diálogos...
    ¡VIVA MÉXICO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Tener lectores inteligentes también ayuda.

      Eliminar

Opinando que es gerundio